5 TRUCOS PARA INICIARSE EN EL SCRAPBOOKING Y NO MORIR EN EL INTENTO





El scrapbooking es un hobby muy agradecido. Con 4 materiales puedes hacer grandes proyecto y, sobre todo, puedes llegar al corazón de muchísima gente. Porque regalar algo hecho con tus propias manos no tiene precio. Así que si te animas, te dejo 5 tips para que hacer magia te resulte lo más fácil y cómodo posible.





Pues sí amiga, si hay que ir se va pero ir pa na es tontería. Es una premisa que desde que la escuché me la agencié como mía, porque no hay cosa que más rabia me dé que perder el tiempo. Y aunque me encante perder mis tardes en una papelería entre material de scrap, a la tercera vez que pasa ya no tiene tanta gracia. Así que este truco va para que te organices y des los viajes justos y necesarios para obtener todo el material que necesites.
 
Básico y sencillo: Estudia el proyecto a realizar.
  •  ¿para quién es? Mujer/hombre/niño/niña, edad, gustos… 
  • ¿qué formato tendrá? Álbum, mini-álbum, layout, snail mail, tarjeta… 
  • ¿qué material necesito? Cinta a doble cara, tijeras, washitape, anillas, perforadora…
Para facilitarte el camino, he diseñado una ficha que puedes rellenar con todos estos datos para que no se te olvide nada. A la hora de enumerar los materiales, te aconsejo que lleves un orden; que visualices el proyecto y vayas apuntando todo lo que encuentres. 



Por ejemplo, si vas a hacer un álbum, primero tendrás la portada. ¿De qué se compone? Un soporte, que puede ser un cartón gris. ¿Lo tendré que cortar? Seguramente. ¿Utilizo cutter o cizalla? Si uso el cutter ¿tengo base de corte?... ¿Cómo decoro la portada? ¿Hay que forrarla? Necesitaré papel de scrap, cinta a doble cara o pegamento… Y así con cada uno de los elementos. 

La primera columna es para que anotes si es portada, interior, etc y del mismo producto tienes dos casilla: material (para que escribas el material que necesitas y si lo tienes o necesitas comprarlo) y alternativa (para que pienses si hay otro material que igual tengas por casa o que veas en otros tutoriales que pueda servir para lo mismo). Por ejemplo el soporte de la portada, lo normal es que sea cartón gris si lo vas a forrar pero un truco es usar los cartones de cajas de cereales o de alguna caja resistende que no necesites. El cartón gris iría en la columna materiales y el caja de cereales en la columna alternativa. Se puede dar el caso de que no tengas ninguna de las dos y por eso está bien apuntar ambas para tener en cuenta a la hora de comprar que hay más de una opción para hacer las cosas, y así quedarte con el primero de los dos que consigas.  

PARA DESCARGARTE EL ARCHIVO PINCHA AQUÍ.

Importante, no te agobies. Cuando empiezas, si quieres todas las herramientas tendrás que hacer una inversión más o menos alta. Así como te aconsejo que te compres una cizalla si vas a hacer mínimo dos proyectos; yo no me la compré hasta el quinto por lo menos y cuando la tuve me sentí la más tonta del mundo por no haberla comprado antes. El resto de herramientas son sustituibles para salir del paso por otras que seguro tienes por casa. La crop a dile por una perforadora de agujeros de toda la vida, la cinta a doble cara (que recomiendo muy mucho que al menos te compres una) por cola blanca, etc. 




Sí, no hablo del inframundo, sino de darle un poquito al tarro. Si ya eres scrapera, seguro que tienes un buen arsenal de material en casa guardado en el baúl del porsi. ¡A mí eso me ha salvado de muchas! Así que recupera la esencia del scrap y reutiliza. Si quieres estar a la moda, siempre puedes comprarte algo nuevo y añadirlo al proyecto, pero controla esa ansia viva de T-Rex cada vez que salen las novedades de tu tienda favorita

En cambio si no tienes ese bunker scrapero anti “findelmundo” te aconsejo que compres con cabeza. A menos que tu proyecto sea muy muy específico, como puede ser algo de comunión; busca colecciones versátiles, que se adapten al proyecto actual pero que, si te sobrara, lo pudieras reutilizar fácilmente. Esto no implica no comprar. Es más, si te haces amiga de la versatilidad, podrás comprar más cosas sin miedo a las telarañas.

 



Quizás sea deformación profesional por eso de ser arquitecta, pero lo que siempre hago es bocetar el proyecto. ¿En qué consiste? Piérdele el miedo al lápiz; coge un folio y dibuja cada página de tu proyecto, sobre todo si hablamos de álbumes o mini-álbumes. Esto te ayudará muy mucho a planificar el contenido y que no se te quede parte en el olvido. Sé libre, son dibujos que sólo verás tú. No tienes que detallarlo, solo a groso modo. Te enseño un ejemplo de lo que podría ser el esquema super rápido de un mini-álbum usando 3 papeles.


Lo primero que suelo hacer es dibujar el número de páginas va a tener y las numero. Luego intento ordenarlas con los papeles en mano para ver la combinación que más me gusta y cuando lo tengo listo, hago en el esquema un pequeño dibujito (o si prefieres puedes escribir una palabra) que identifique a cada papel. ¿Para qué? Para que no se traspapele nada. Antes de empezar a hacer este paso, me pasó alguna vez que se perdía algún papel o se traspapelaba y me daba cuenta cuando llegaba al final y no me quedaba más remedio que añadir esa hoja al final del proyecto. Meec, error. Esto pasa especialmente cuando no puedes hacer el proyecto del tirón el mismo día, osea, el 90% de los casos. Desde que hago la identificación de cada papel en el esquema no me ha vuelto a pasar.

Como verás en el dibujo, se identifica fácilmente que el primero de los papeles que utilizo es el de glub de la colección Confeti, y que lo vuelvo a utilizar en el papel número 3 y que el resto son papeles del kit de básicos confeti. Sin detallar mucho, no cabe duda del orden en que voy a colocarlos de un simple vistazo. 
Este truco te será especialmente útil si vas a hacer álbumes para el primer año de un bebé, o si tienes "x" número de fotos que añadir sí o sí en el proyecto. 

 




Hoy en día es muy fácil inspirarse. En internet hay muchísimos tutoriales y proyectos fantásticos de muchas personas diferentes

Inspirarse y copiarse son cosas muy diferentes, pero si es tu primer proyecto te recomiendo que te copies, así tal cual. De la estructura, de la forma de decorar, de las técnicas… Lo que sí, es de bien nacido ser agradecido. Los tutos llevan mucho tiempo. Para innovar, idear, probar, grabar, maquetar, publicar… Y es de agradecer que haya tantas personas que hacen ese trabajo tan laborioso para que tú solo tengas que preocuparte de aprender y disfrutar. Así que si subes tu proyecto a redes y te has copiado o inspirado en alguien concreto, debes nombrarlo. Al final es la mayor recompensa que puede tener. 

Para iniciarte te recomiendo que no te compliques con la estructura. Cuando yo empecé lo que hice fue cogerme un buen empache a Pinterest, porque en ese momento ni sabía que había tutoriales en YouTube, y fui guardando composiciones o ideas que me gustaban y que quería incluir en mi álbum. Luego filtra un poquito, que no hace falta meter todo lo que ves en tu primer proyecto ¡y listo!
 


¡Es hora de ponerse manos a la obra! Con todo listo, solo queda sentarse y perder la noción del tiempo. Te recomiendo que busques un sitio muy luminoso y recogido para establecer la batalla campal ¡porque así es como acabará esa mesa! 

Yo, aunque me muera de pereza, siempre intento ordenar todo antes de dejarlo por ese día, sobre todo si no es un espacio exclusivo para scrapear. Te ahorrarás el pánico al día siguiente al pensar que han entrado a robar a punta de pistola ¡No señorita! eso lo has hecho tu solita. Aunque hay veces que ni recogiendo te libras de ese susto. 


Y hasta aquí el post de hoy. Con estos 5 trucos te será mucho más sencillo enfrentarte a cualquier proyecto. Espero que, contándote mi experiencia personal, te libres de más de un tropiezo y sólo tengas que preocuparte de crear.

Si quieres saber las herramientas básicas para hacer scrapbooking o si no sabes nada de este mundillo y todas las palabrejas de este post te suenan a chino mandarín, no temas, que en futuras publicaciones te contaré los entresijos de este hobby tan creativo. 

¡Nos leemos familia!



Comentarios

  1. Gracias por tus consejos, me parecen muy acertados sobre todo lo de el listado para el material necesario.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno y útil el post. Me pasó lo mismo que a ti con la cizalla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Si es que el dicho de no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes, en este caso sería ¡hasta que lo tienes! Es el mejor invento de la historia scraperil! jaja

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares