TUTORIAL: DIARIO DE NAVIDAD FÁCIL Y ORIGINAL - COLECCIÓN POMPÓN

 





No queda nada para diciembre y con él los clásicos Navideños. Y es que no recuerdo ninguna navidad sin el típico Calendario de Adviento lleno de chocolatitos que al final me comía del tirón el día que me acordaba. 

Así que he decidido plantear un calendario diferente. Darle una vuelta y un poquito de emoción. Generar un juego, un punto de unión familiar, un aliciente para los más peques. Y es que en este calendario de adviento no hay chocolate ni chuches. Hay mensajes de cariño, notas, pruebas, retos y desafíos. ¡Y todo esto hecho con retales! 

¿Quién no tiene una cajita llena de trocitos de papeles, de retales, sobras de álbumes o tarjetas? Es hora de desempolvarlos y crear algo con ellos. 

 MATERIAL QUE NECESITARÁS:

  • Cartulinas: con 2 iguales tamaño folio te bastará. Yo he elegido unas en azul marino.
  • Cartón gris para hacer los moldes. Yo he utilizado uno de los que vienen con el pack de papeles de la colección Pompón.
  • Un palo de madera de 23 cm aproximadamente.
  • Cordón; como la que tienes en los packs regala bonito de la colección Pompón; con 1 metro es suficiente.
  • Cuerda finita. Yo he utilizado una en color natural para que no tome mucho protagonismo.
  • Tijeras.
  • Regla.
  • Lápiz.
  • Perforadora de agujeros (A ser posible Crop a dile).
  • Pinzas pequeñas de madera: 24 unidades.
  • Retales de papeles de Scrap.
  • Adornos (die cuts pompón).
  • Números del 1 al 24 (de los Recortables “Diario de Navidad” de la colección pompón).
  • Pegamentos:
    • Silicona fría en forma de puntos (dodz).
    • Cinta de doble cara fina.
    • Pegamento líquido (tombow) o cinta a doble cara un poco más ancha [para pegar los adornos].
    • Foam adhesivo 3D, para jugar con los volúmenes en los adornos.


PASO A PASO:

 1. BOCETA.

Lo primero que te recomiendo es que hagas un pequeño esquema con el planteamiento que vayas a hacer. No es un dibujo cerrado. Sólo es una guía para orientarte y donde poder plantear el número de filas y el tamaño de las figuras.

En este caso, he decidido hacer 4 tamaños de triángulo:
6 cm: 12 unidades.
8 cm: 7 unidades.
10 cm: 4 unidades.
12 cm: 1 unidad.

Los dos tamaños más pequeños contendrán notas o pistas para que los más peques busquen en algún lugar en concreto o tengan que superar un desafío para obtener la recompensa. En los de 10 cm puedes meter una moneda (de verdad o de chocolate) o una chapita, por ejemplo. El de 12 cm lo reservaremos para el día grande, el 24 de diciembre.



 2. PLANTILLAS.

Para facilitar el trabajo haremos un molde por cada tamaño de triángulo en cartón gris. Tendrán la misma medida de ancho que de alto. Y le haremos el agujero pequeño (3 mm) con la crop a dile o similar midiendo en el eje central a 1 cm de la punta del triángulo.
 




 

3. CORTA LAS TAPAS TRASERAS DE CARTULINA. 

Si te pasa como a mí te dará una pena horrorosa emplear los papeles bonitos para las tapas de atrás. Por ello, estas tapas las haremos en cartulina. 

Dibuja, con la guía y un lápiz, todos los triángulos necesarios. Juega, como si de un puzle se tratara, para aprovechar al máximo la cartulina. 





4. CORTA LAS TAPAS DELANTERAS CON LOS RESTOS DE PAPELES DE SCRAP.

Escoge los desperdicios de papeles que quieras aprovechar para este proyecto. Te recomiendo que sean colores neutros y lisos para que no queden muy cargados al decorarlos con los adornos navideños. Si no utilizas retales de la misma colección, ten en cuenta los colores a utilizar y que combinen con los adornos y los números. 


 






5. PEGA LAS TAPAS TRASERAS Y DELANTERAS CON CINTA A DOBLE CARA.

Debe ser una cinta a doble cara fina, de 6 mm para que quede el mayor hueco posible dentro del triángulo para la sorpresa. Acuérdate de pegar sólo los lados superiores, dejando la base del triángulo libre para introducir el mensaje o el detallito.






6. PERFORA LOS TRIÁNGULOS.

Con las guías de cartón, marca los triángulos para hacerle el agujero. Haz los agujeros de 3mm de diámetro. Recuerda que si tienes la crop a dile puedes perforar varios triángulos a la vez (yo los hice de 4 en 4).


   






7. ORDENA LOS TRIÁNGULOS.
 
Antes de empezar a decorar, es el momento de ordenar todos los triángulos. Guíate del boceto inicial, pero recuerda que es sólo una guía: debe ser flexible y adaptarse a lo que vaya ocurriendo. Fíjate en los fondos y el contraste que hacen con los números, para hacer que se vean más o para combinar los colores. En base a esta observación, yo cambié el orden de algunos triángulos con respecto al boceto inicial.




 

8. RECORTA LOS NÚMERO Y PÉGALOS A LAS PINZAS. 

Si tienes los recortables “Diario de Navidad” lo tienes casi hecho. Sólo tendrás que recortar los números del 1 al 24 y pegar uno a cada pinza de madera. Te recomiendo usar los “dodz”, que son puntitos de silicona fría. Es muy fácil y limpio y quedan fijados al momento, sin necesidad de esperar a que seque.



 

     

 
 



9. ¡A DECORAR!

Lo más divertido del proceso ¡decorar! En este caso yo he decorado todo con los die cuts de la colección pompón y con alguno de los recortables de “Diario de Navidad”. Diviértete adornando cada triángulo pero recuerda que debes dejar libre el agujero que hemos perforado previamente. Te recomiendo decorarlo, o al menos plantear la decoración, con la pinza puesta para ver cuál es el espacio real que tenemos de triángulo.







10. PONLE LA CUERDA AL PALO PARA COLGARLO DE LA PARED.

Corta un metro de cuerda. Te recomiendo que sea una cuerda gordita para asegurarte que aguante el peso del calendario. Anúdalo a cada extremo del palo. El resultado será una especie de U invertida.


11. ATA LA CUERDA A CADA TRIÁNGULO.
Te recomiendo que esto lo hagas con el montaje de los triángulos en la mesa, ordenados como irán colgados. 
Yo fui cortando las cuerdas y atándolas por filas. La medida orientativa que tiene la cuerda en la primera fila es de 20 cm. En las sucesivas filas iremos sumando 5 cm, con lo que tendremos:
  • fila 1: 20cm (x6 unidades)
  • fila 2: 25cm (x5 unidades)
  • fila 3: 30cm (x5 unidades)
  • fila 4: 35cm (x4 unidades)
  • fila 5: 40cm (x3 unidades)
  • fila 6: 45cm (x1 unidad)


12. ATA LAS CUERDAS DE LOS TRIÁNGULOS AL PALO. 
Ten en cuenta la distancia entre los triángulos y su disposición. Fíjate, sobre todo en las filas inferiores, entre qué triángulos debe estar cada uno, para que no queden todos “apelotonados” a un lado y otro lado vacío. Intenta distribuirlos equitativamente para que la visión global esté equilibrada.  



13. METE LOS REGALITOS.
Si lo haces como lo tengo planteado, tendrás un total de 19 triángulos con notitas dentro. Puedes alternar mensajes, retos o pruebas y darles el premio si las superan.
En los 5 triángulos restantes puedes meter algún detallito físico, como un caramelo pequeño con el que endulzar el paladar de los más peques. 




14. CUÉLGALO EN LA PARED Y ¡DISFRÚTALO!
Pues hasta aquí llega el tutorial. Es una oportunidad genial para varias cosas: por un lado para reciclar esos retales de papeles que nunca sabemos qué hacer con ellos pero son demasiado grandes como para tirarlos; y por otro lado es una ocasión para generar unión familiar, para divertirse y a la vez incentivar a los más peques con pequeños retos a conseguir cada día.
No hace falta que sean grandes historias: limpiar los platos, recoger la habitación o ayudar en las tareas del hogar pueden ser unos de los desafíos a batir. Así como puede haber acertijos con los que despertar su ingenio o pistas para que encuentren el regalito en algún lugar escondido de la casa. Puedes llegar hasta donde tu imaginación te deje. Así que ¿jugamos?



 

TODOS LOS PRODUCTOS DE LA COLECCIÓN POMPÓN LOS TIENES DISPONIBLES A UN CLIC EN LA TIENDITA ONLINE PINCHANDO AQUÍ.

*Si lo compras hoy 27/11/17 hasta las 12 de la noche (1h menos en Canarias) lo podrás obtener a mitad de precio - sin códigos (se aplica solito en la cesta antes de efectuar el pago)



Comentarios

Entradas populares